Frida Kahlo 180 Valle Oriente
+52 (81) 83687941 ext. 2570

Dolor de Espalda, Lumbalgia y Nervio Ciático

Existen muchos tipos de dolores de espalda, uno de los más comunes es el dolor de espalda baja también conocido como lumbalgia. El dolor de espalda baja o lumbalgia es un problema de salud muy frecuente, que suelen padecer las personas mayores o personas con sobrepeso. La lumbalgia o dolor de espalda baja puede aparecer y desaparecer durante un periodo de varios años. En muchos casos, la causa de la lumbalgia o dolor de espalda baja, no es una situación grave y el dolor cederá con un tratamiento conservador.

La mayoría de los casos de lumbalgia están relacionados con las contracturas musculares o la torcedura de los ligamentos. Sin embargo también existen dolores de espalda o lumbalgia que afectan a los nervios de la espina dorsal, produciendo dolor en la región glútea y en toda la pierna por su parte posterior hasta el talón, lo que se conoce como síndrome del nervio ciáticociática o lumbociática.

Causas de la lumbalgia, dolor de espalda, o dolor en el Nervio Ciático

La lumbalgia se produce por diferentes circunstancias. Una de ellas puede ser el desgaste de los discos intervertebrales, los cuales son estructuras cartilaginosas que separan las vértebras de la columna. Otros motivos para padecer lumbalgia también son la edad y los traumatismos en esa zona.

La lumbociática, conocida comúnmente como ciática, es es un tipo de lumbalgia agravada con síntomas neurológicos. La gran mayoría de los casos de lumbociática o ciática se deben a una hernia discal o hernia de disco intervertebral, situación que ocurre cuando la parte gelatinosa central (o núcleo pulposo) del disco intervertebral se prolapso hacia atrás a través de una zona debilitada del disco, comprimiendo e irritando la raíz del nervio ciático.

El nervio ciático es el nervio más largo y ancho que se encuentra en nuestro cuerpo y su gran tamaño hacen al nervio ciático particularmente vulnerable a que la presión o daño provoque dolor de espalda baja o lumbalgia, que en casos crónicos y cuando el dolor se irradia hasta los glúteos, se le conoce como lumbociática .

El dolor en el nervio ciático o ciática es un dolor muy intenso de espalda irradiado a la región glútea, piernas y pies, que se acompaña de hormigueo o adormecimiento de piernas y/o pies, que puede llevar a debilidad muscular en etapas avanzadas.

En casos extremos de lumbociática, el dolor del nervio ciático o ciática puede provocar pérdida del control de la vejiga o del intestino y dificultad al andar o al mantener el equilibrio. Esto ocurre cuando la hernia discal es tan grande que oblitera el canal vertebral por completo. Esta situación se llama síndrome de Cauda Equina o de Cola de Caballo, y es una urgencia médica.

Diagnóstico de lumbalgia y Ciática (lumbociática)

 

  • Exploración física: Nos permite determinar si la lumbalgia se ha convertido en lumbociática.
  • Radiografía de columna: Ayuda a descartar causas óseas de la lumbalgia y lumbociática.
  • Resonancia nuclear (RNM): Adecuado diagnóstico de hernias de disco.
  • Electromiografía (EMG): Es una prueba que detecta el nivel exacto de afectación de las raíces nerviosas en la columna en caso de que exista dolor en el nervio ciático o ciática (lumbociática).

 

Tratamiento y prevención

Tratamiento Conservador de la lumboicática

La mayoría de los episodios de lumbociática se curan por si mismos con la ayuda de algunos cuidados en casa. Puede intentar las siguientes medidas caseras para reducir el dolor y estimular la curación:

 

  • Descanse durante veinticuatro horas una vez haya empezado el dolor para evitar cualquier otra lesión.
  • Duerma en posición fetal con una almohada entre sus piernas.
  • Levántese de la cama lentamente y con cuidado, primero sentándose y luego poniéndose de pie.
  • Aplique hielo o compresas frías durante veinte minutos cada dos horas durante las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas para reducir el dolor y los espasmos musculares.
  • Después de cuarenta y ocho horas aplique calor para mejorar la circulación y la curación.
  • La utilización de hielo o calor es una elección individual que depende de lo que prefiera y de lo que reduzca el dolor.

Otras medidas de tratamiento para el dolor de espalda crónico o recurrente causado por una lesión nerviosa incluyen:

 

  • Medicamentos específicos orales o inyectables para aliviar el dolor, reducir la hinchazón y  relajar los músculos.
  • Tablas de ejercicios y programas específicos de reducción de peso.

 

Consejos posturales

Adopte siempre una buena postura, siguiendo estos pasos:

 

  • Distribuya su peso uniformemente mientras esté de pie.
  • Mantenga un pie elevado sobre una caja o peldaño si está de pie durante períodos largos.
  • Mantenga la cabeza y los hombros hacia atrás mientras camine.
  • Mantenga la espalda recta y apoyada en una silla, con ambos pies apoyados en el suelo o elevados en un reposapiés, y evite hundirse en la silla.
  • Lleve zapatos con tacones bajos o planos para evitar la tensión en la espalda.
  • Realice los movimientos del cuerpo correctamente al levantar objetos pesados o difíciles.

 

Tratamiento Quirúrgico de una lumbociática

Hay varias opciones de cirugía en las hernias discales. Las más comunes son:

 

  • Discectomía: Es la resección del disco intervertebral herniado para aliviar la presión sobre la raíz nerviosa.
  • Laminectomía: Quitar la lámina vertebral, el techo del canal vertebral al nivel en el que existe la compresión.
  • Fijación de la columna o artrodesis: Fijar las vértebras de la columna donde se encuentre el problema. Se hace cuando existe mucha inestabilidad de la columna en el segmento afectado.

 

Dejar un comentario